Hawkers ha facturado más de 15 millones de euros con su estrategia en redes sociales. Vende en 50 países, cuenta con 40 empleados y ha fabricado para Mercedes o PayPal. Es la primera empresa española que patrocina a un equipo de la NBA, Los Lakers.
Tenían una idea «revolucionaria»: «Acabar con el monopolio de las gafas de sol». Y van camino de conseguirlo. Cuatro jóvenes emprendedores lanzaron hace un año una marca propia, Hawkers. Hoy, venden en más de 50 países, superan los 15 millones de facturación, tienen una plantilla de 40 personas, han fabricado para Mercedes Benz o PayPal y ‘celebrities’ nacionales e internacionales, como Paula Echevarría, Usher o Dani Alves, llevan sus gafas. Sin olvidar que se ha convertido en la «primera empresa española» que patrocina a un equipo de la NBA, en su caso, Los Angeles Lakers.

Todo gracias a las «matemáticas». Y es que su apuesta por el comercio electrónico se ha basado en las redes sociales, con Facebook a la cabeza. A través de la «ingeniería inversa» han conseguido optimizar su publicidad ‘online’ a límites insospechados hasta el punto que la empresa de Mark Zuckerberg les invitó hace unos meses a presentar su caso de éxito ante el equipo de ingeniería de su sede central en Menlo Park, California.

Hawkers nace en Elche de la inquietud de Álex Moreno, Iñaki Soriano, Pablo Sánchez y David Moreno, que habían empezado a distribuir unas gafas de sol americanas en Europa. Frustrados por la imposibilidad de participar en el proceso creativo del producto, decidieron crear su propia marca con un objetivo muy claro. «Se trata de una industria muy monopolizada, donde una única compañía, Luxottica, tiene la propiedad de las marcas insignia del mercado y hace uso de su poder en toda la cadena de producción», comenta el CEO, Álex Moreno. Aquí es donde vieron su nicho de mercado. «Pensamos que si distribuíamos directamente al cliente, podíamos ofrecer un producto de calidad a un precio competitivo», continúa.«La idea era convertirnos en ‘el Zara’ de las gafas de sol».

El comercio online encajaba como la pieza de un puzzle en su misión. «Nos ha permitido llegar a más clientes sin aceptar condiciones de intermediarios», señala el cofundador Iñaki Soriano. Pero si han contado con un aliado en su aventura, ése ha sido, sin duda, la red social por excelencia. «Queríamos llegar a un público más amplio a través de las redes sociales y Facebook se ha convertido en una herramienta imprescindible para conseguirlo», comenta el también cofundador Pablo Sánchez.

La estrategia de Hawkers se ha basado en las «matemáticas». «A cuantas más personas llegues, más posibilidades tienes de contarles tu idea y Facebook te permite hacerlo con un presupuesto pequeño», indica Sánchez. Aunque, según reconocen los emprendedores, ahora «ya es tendencia» aprovechar el soporte publicitario que concede la red social, hace un año «muy pocas empresas pequeñas» explotaban este canal. Es por ello que, con sus conocimientos de ingeniería informática, tuvieron que recurrir al clásico prueba y error para optimizar sus impactos. «Lanzábamos muchas campañas de prueba y, en base a los resultados obtenidos, hacíamos ingeniería inversa», destaca Sánchez. «Según la variabilidad de los resultados, intentábamos descubrir cómo funcionaba el algoritmo de Facebook».

Este sistema ha situado a Hawkers como «la segunda marca de gafas de sol con más ‘Likes’ del mundo», detrás de Ray-Ban, superando los 2,6 millones de ‘Me gusta’. El resultado sorprendió al propio Facebook, que el pasado mes de noviembre invitó al equipo de la empresa española a participar como caso de éxito de ‘performance’ en unas jornadas ante sus ingenieros de California.

El éxito de Hawkers está vinculado a las celebridades. Además delmodelo Andrés Velencoso y el futbolista Luis Suárez, que son imagen de marca, otros famosos como Paula Echevarría, Dani Alves, Usher, Felipe Massa, Fernando Verdasco o Nicky Romerotienen sus gafas. «Al principio, teníamos que hablar con ellos para que se las pusieran, ahora son ellos los que nos las piden», apunta Moreno. También han fabricado las gafas corporativas de grandes marcas como Mercedes Benz, Smart, Kia o PayPal. Aunque su mayor orgullo, hasta el momento, es el patrocinio que han cerrado con los Lakers.

Ahora están enfocados en crecer, tanto internacionalmente como en abanico de productos. Tras abrir mercado en Australia (en los primeros cuatro meses han facturado un millón de dólares australianos), preparan el desembarco en EEUU y Latinoamérica. También darán un salto en materiales, introduciendo el acetato en sus gafas, y con nuevas marcas como Wolfnoir y Miss Hamptons. «Queremos diferenciarnos del resto de marcas del segmento», concluye Moreno.